fbpx

El uso responsable de la energía es una de las claves para que poco a poco vayamos adaptando nuestra manera de vivir a un futuro sostenible. En los últimos años hemos cobrado conciencia sobre los problemas medioambientales producidos directamente por la actividad humana, y mas que nunca es necesaria una transformación energética social que reduzca las emisiones producidas por la actividad humana, tanto particular como industrial.

¿Cómo podemos ahorrar energía? 

El consumo responsable de los recursos naturales es clave para un futuro sostenible energético, y simplemente cambiando algunos hábitos cotidianos, podemos poner nuestro pequeño granito de arena que contribuya a reducir nuestra huella de carbono en el planeta. Estas son x simples cosas que en el día a día podemos mejorar, ¿las haces todas?

1. Mejorar la eficiencia energética en casa.

El aislamiento en el hogar es una de las claves principales para el ahorro energético, y los materiales utilizados, la construcción, estructura y diseño pueden ser claves a la hora de mejorar la eficiencia energética del hogar. Estos son algunos materiales que mejoran el aislamiento en el hogar:

  • Ventanas de PVC o doble cristal, bien aisladas y selladas. Es posible el uso de burletes internos para mejorar el aislamiento, en caso de detectar que existen filtraciones de aire.
  • Materiales termo aislantes, como el yeso, la lana de vidrio aislante, el poliuretano expandido o poliuretano termoestable, etc.
  • Suelos con aislamiento térmico reflexivos. Puede suponer un importante ahorro energético, evitando además también problemas con humedades.

El uso de las persianas de manera correcta, abriendo en invierno y cerrando en verano, intentando mantener la casa en la temperatura ideal en cada época del año (invierno 20º y verano 25º), es clave en el ahorro energético en casa. Igualmente, es muy importante, para no derrochar energía, cerrar de manera correcta la casa si disponemos de aire acondicionado y lo tenemos activado.

ahorrar energia aislando el hogar

 

 2. Buen uso de los electrodométicos.

Cambiar algunas manías en el día a día y utilizar de otro modo algunos electrodomésticos puede suponer un importante ahorro energético. Diariamente, sin darnos cuenta, derrochamos con su uso mucha energía, que, simplemente variando algunas conductas, puede suponer además un ahorro importante en nuestra factura eléctrica. Estas son algunas claves:

Lavadora y lavavajillas: No usar hasta que no se llenen. Utilizar programas cortos en la lavadora.

Frigorífico: Bajar la temperatura en verano, y subir en invierno supone un ahorro de energía, además descongelar el congelador mejora la eficiencia del electrodoméstico.

Electrodomésticos y dispositivos: Apagar todos los dispositivos, cuando no los estemos utilizando, aunque no lo creamos, puede suponer un ahorro de hasta un 8% en el consumo del hogar.

Electrodomésticos con eficiencia energética: Si son de una clase A o superior, pueden llegar a suponer ahorros de consumo de 50 a 70% menos que uno inferior

3. La iluminación

La iluminación es algo que utilizamos diariamente de manera inconsciente, y en muchas ocasiones no nos damos cuenta y dejamos encendidas muchas luces innecesarias. Utilizar únicamente la luz necesaria y optimizar este recurso supone, además, un ahorro en la factura visible a fin de mes.

El uso de bobillas LED, aunque bastante más caras, suponen un ahorro del 80%, y su vida útil es muy superior.

4. Tarifa contratada

Si nuestra energía suministrada proviene de una comercializadora o distribuidora, la tarifa eléctrica contratada es clave para ahorrar en la factura. Es importante comparar y ver las diferencias que existen entre las ofertas ofrecidas por las comercializadoras o distribuidoras, y escoger aquella que se adapte mejor a nuestros hábitos de consumo.

5. Autoconsumo: Instalar paneles solares en casa

Las energías renovables son la alternativa de cara a un futuro sostenible, es cierto que hoy en día contamos con diferentes energías renovables, y no solo la energía solar es una alternativa, pero con los cambios legislativos y el fin del impuesto al sol, instalar paneles solares en casa es una alternativa viable y económica.

Placas solares para casa

Con una instalación de autoconsumo no solo podremos generar nuestra propia energía, contribuyendo al uso responsable de la misma, también es posible ahorrar hasta un 70% en la factura. Existen diferentes tipos de instalaciones, y ya sean instalaciones solares aisladas con baterías, como instalaciones conectadas a la red eléctrica, la energía solar es una alternativa ecológica para el ahorro de energía y la contribución a cuidar nuestro planeta. La energía solar es una de las renovables más limpias. 

Estudio solar adaptado a tu consumo

Instalar paneles solares hoy en día es mucho más sencillo, y rentabilizar la instalación es mucho más fácil con la compensación simplificada. En Smart Spain te diseñamos un estudio solar que se adapte al consumo de cada hogar, ¡únete a las renovables y ahorra!

Abrir chat