fbpx

En el momento que contratamos el suministro de energía para nuestro hogar, automáticamente recibiremos un documento cada vez que tengamos que pagar la cuota correspondiente a nuestra compañía. Dicho documento corresponde a la factura de la luz, que recoge el consumo que hacemos en nuestro día a día.

Cómo leer la factura de la luz

Muchos usuarios cada vez que reciben la factura de la luz, no saben exactamente a qué corresponde cada apartado de la información recogida. Este desconocimiento resulta un grave error, ya que nos limita a la hora de conocer el gasto real de nuestro hogar.

Factura de la luz

Lo primero que encontramos son los datos referidos a la identificación de la empresa con la que tengamos contratada nuestro suministro. A continuación, se detalla un resumen el que se recogen los datos referidos a la propia factura como el número de contrato, el titular o la fecha en la que se hace el cobro.

En otro apartado encontraremos toda la información relacionada con el cliente o el titular de la línea, así como el código CUPS.

Por último, nos aparecerá los detalles sobre el consumo en kWh y el total a pagar en esa ocasión.

Qué es el CUPS en la factura de la luz

Como comentábamos antes, uno de los datos clave que aparece en la factura de la luz es el CUPS (Código Universal de Punto de Suministro). Este elemento se refiere a un conjunto de letras y números que permite a la compañía eléctrica identificar la instalación del cliente.

Gracias a este dato, se podrá dar de alta una instalación o cambiar de compañía, así como elegir otra tarifa distinta a la utilizada.

Cada cuánto llega la factura de la luz

Todas las compañías eléctricas gestionan el cobro de la factura de la luz una vez al mes. Normalmente se suele hacer el cobro los cinco primeros días de cada mes. Gracias al avance tecnológico, ya no es necesario recibir la factura en papel, sino que puedes consultarla en la aplicación móvil.

Cómo ahorrar en la factura de la luz

La energía eléctrica es de los gastos del hogar más elevados cada mes. No obstante, gracias a la energía solar y las placas fotovoltaicas podemos conseguir un ahorro considerable en nuestra factura.

Ahorro del consumo

Esto se debe a que la energía solar fomenta el autoconsumo, lo que provoca que no necesitemos utilizar tanto la energía eléctrica como antes.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Te ayudamos
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?