fbpx

Los paneles solares, principalmente se diferencian en dos clases, panel solar policristalino y panel solar monocristalino, aunque el desarrollo tecnológico hace que la energía solar vaya avanzando, y actualmente comienza a aparecer nuevas alternativas para los kit de energía solar.

Las diferencias entre ambos residen principalmente en el proceso de fabricación y el tipo de material utilizado para construirlos, dando a cada uno de ellos unas peculiaridades de funcionamiento y comportamiento diferentes. ¿Conoces las diferencias entre ambos? ¿Cuál tiene mejor rendimiento? ¿Qué opción es más económica?

En el color del panel fotovoltaico.

Encontramos la primera diferencia entre ambos, en el color. Las placas solares monocristalinas se fabrican a partir de Ingots (bloque de silicio cilíndrico), y están compuestas de una sola célula y un solo cristal de silicio, por ese motivo tienen un color mucho más homogéneo y oscuro que los paneles solares policristalinos.

En cambio, la fabricación de los paneles policristalinos es diferente, ya que se funde en bruto el silicio y se crea un molde cuadrado, lo que provoca que tengan un color azulado.

En el rendimiento del kit solar.

El panel monocristalino, al estar compuestos por una sola pieza de silicio, tendrán una eficiencia mayor, que puede oscilar en torno a un 2% o 3% más que el panel fotovoltaico policristalino. Sin embargo, esta diferencia tiene un reflejo en el precio, aunque actualmente es mucho menor, por norma general el monocristalino es más caro.

En el tipo de instalación.

Decantarse por una de las opciones, dependerá en gran medida del espacio del que dispongamos para la instalación del kit de energía solar fotovoltaica. Lógicamente, no es lo mismo tener que meter muchos vatios en poco que espacio, que en una superficie grande.

Si disponemos de poco espacio, lo ideal es recurrir a un panel monocristalino, ya que suelen ser mucho más eficientes.

Si realizamos una comparación entre los dos tipos de paneles, con un mismo número de celdas, y tamaño, una placa solar monocristalina nos estaría dando un rendimiento de 300 w, mientras que una placa solar policristalina ofrecería un rendimiento de 280 w, pero, aunque en este caso vemos que uno ofrece mayor potencia que el otro, debemos tener en cuenta muchos otros factores a la hora de escoger una de las dos opciones, ya que la temperatura o las condiciones climáticas también influyen en gran medida en el rendimiento.

Condiciones climáticas.

En cuanto a las condiciones climáticas, el panel monocristalino funciona mejor en climas fríos y con condiciones atmosféricas adversas, resintiéndose en climas cálidos.

Las placas solares policristalinas ofrecen mejor rendimiento en temperaturas cálidas, aunque es cierto que, sean del tipo que sean, a las placas solares les gusta la luz, pero no la temperatura, ya que cualquiera de las dos opciones reduce su eficiencia en temperaturas muy elevadas. Aunque es importante matizar que un panel policristalino tiene mucho mejor comportamiento en estos casos.

En cualquiera de los casos, normalmente se recomienda la mayor potencia que se pueda instalar, sin olvidar la condición climática.

Por el proceso de fabricación.

En las celdas fotovoltaicas monocristalinas, cada célula es un único bloque cristalino, inicialmente redondo, que se corta, con el fin de poder encajar la mayor parte posible de silicio dentro del panel solar. Este es el motivo de la singular muesca o chaflán en las esquinas, algo que las hace inconfundibles.

En el caso de las celdas policristalinas, el proceso de fabricación es bien distinto, ya que inicialmente son un bloque grande, que se irá cortando en forma cuadrada, para encajar la mayor superficie dentro del espacio que tendremos en el panel. En algunas ocasiones pueden formar policristales que disminuyen la eficiencia.

Otras alternativas y novedades solares.

Con el tiempo empezamos a conocer nuevas alternativas, entre ellas las más conocidas son la célula partida y los paneles PERC.

En el caso de la célula partida, la característica principal es que el panel estará partido en dos partes, y las células serán mucho más pequeñas, y lógicamente, su número mayor. Su eficiencia es muy superior, y su comportamiento frente al calor es más eficiente. Las células, al ser mucho más pequeñas, desarrollan mucha menos reducción de potencia con el calor. Si añadimos, a todo esto, que la reacción frente a microroturas es mucho más fiable, y su mejor comportamiento mecánico, hacen que la duración de la placa sea mayor.

Los paneles solares PERC, constan de una tecnología implementada en la capa posterior de la célula de silicio. Lo que hace, es reflejar los electrones desde la parte trasera de la célula hacia la parte delantera, que será donde realmente se producirá el efecto fotoeléctrico, y por lo tanto la producción de electricidad.

La mejor opción, en cualquiera de los casos, es un estudio de viabilidad en función de las necesidades concretas de cada instalación. Es muy importante contar con técnicos que tengan en cuenta todas las características, ya sean climáticas o atmosféricas, como de instalación, contando con el espacio y el lugar más optimo donde realizar la instalación del kit fotovoltáico.

Si necesitas un estudio de viabilidad solar, consulta con nuestro equipo de profesionales, que sin ningún compromiso te facilitará el diseño de una instalación solar, con los datos de rendimiento y eficiencia energética.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Te ayudamos
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?