fbpx

Hoy en día conocemos diferentes tipos de instalaciones solares de autoconsumo, y sus beneficios dependen en gran medida de diferentes factores, como la ubicación de la instalación, necesidades de consumo eléctrico, o la legislación actual de la zona donde se colocará el sistema fotovoltáico.

Entre una instalacion de placas solares solar aislada y una instalación solar fotovoltaica conectada a red existen muchas diferencias, y en algunos casos estos pueden ser beneficiosos o no, en función de los factores que acabamos de mencionar, ¿conoces todas sus diferencias?

Instalación solar aislada.

Este tipo de sistemas solares de autoconsumo generan la energía de manera independiente, de manera autosuficiente, sin ningún tipo de conexión a la red eléctrica.

El autoconsumo solar aislado requiere de baterías para el almacenamiento de la energía fotovoltaica, para que de este modo se acumulen los excedentes generados en los periodos de producción alto, y que de este modo podamos disponer de energía en periodos sin sol.

Este tipo de instalación solar aislada pueden ser una buena opción para generar energía en lugares donde la red eléctrica sea inaccesible. Es habitual encontrar este tipo de instalaciones de placas solares en el sector agrícola, zonas rurales para viviendas particulares, u otros usos como alumbrado, sistemas de telecomunicación, antenas, etc.

Instalación solar fotovoltaica conectada a red.

Los sistemas conectados a la red eléctrica han favorecido la expansión de la energía solar en todo el mundo, entre muchas otras cosas, son la razón por la cual muchas energéticas lo han incluido dentro de sus proyectos energéticos, lo que ha provocado que la inversión inicial sea mucho mas baja que hace unos años, convirtiéndolo en una opción más accesible para todo el mundo. Todo esto ha provocado al mismo tiempo que aumente la posibilidad de instalar paneles solares en casa, siendo mucho más habitual ver instalaciones solares en particulares.

Una instalación solar fotovoltaica conectada a red tiene la ventaja de disponer siempre de energía ante posibles momentos en los cuales la demanda de energía supere la producción generada por las placas solares. Esto es posible gracias a que la instalación se encuentra conectada a una red eléctrica de distribución.

Gracias a este tipo de instalación fotovoltaica es posible el mecanismo de compensación por excedentes, que facilita la retribución de toda la energía sobrante producida y vertida a la red. Su funcionamiento es sencillo, todos los meses, en la factura de la luz, se atribuye un descuento, definido por la empresa comercializadora de energía.

Diferencias entre instalación conectada a la red y aislada.

 

InstalaciónAisladaConectada
Funciona sin redSiNo
Funciona cuando la instalación no genera energíaNoSi
Compensación simplificadaNoSi
BateríasSiSi
Uso para particularesSiSi

Resuelve todas tus dudas, solicita un estudio solar.

Si tienes cualquier duda no dudes en contactar con nosotros. En Smart Spain te asesoramos sobre cualquier aspecto técnico y diseñamos un estudio solar a medida, en función de tus necesidades de consumo.

Abrir chat