fbpx

El autoconsumo de energía eléctrica es la producción de electricidad para el consumo propio, algo sencillo de explicar, pero cuando hablamos de sistemas de autoconsumo eléctrico, nos encontramos con dos opciones diferentes, instalaciones aisladas o instalaciones conectadas a la red.

El autoconsumo ha cambiado con las nuevas medidas urgentes para la transición energética, incorporadas en el Real Decreto-ley 15/2018, donde se establecen diferentes pautas orientadas a proteger a los consumidores y favorecer el consumo compartido. Estas medidas, y las subvenciones y ayudas establecidas para 2019, tienen como objetivo favorecer la eficiencia energética.

Antes de escoger una instalación, debemos de consultar con especialistas, que nos faciliten un estudio solar y así poder elegir la opción más eficiente y que mejor se adapte a nuestras necesidades, ¿conoces las ventajas de los diferentes kits solares?

 

Diferentes kits de placas solares

1. Instalaciones aisladas

Los sistemas solares aislados utilizan toda la energía producida al instante, o lo almacena en baterías para su posterior uso. Este tipo de sistemas son ideales en aquellas situaciones en las que, por causas logísticas o encontrarse con inconvenientes geográficos, resulta imposible conectarse a la red eléctrica.

2. Instalaciones conectadas a la red

Este tipo de instalaciones solares conectadas a la red eléctrica, funcionan como un generador de producción que aporta los excedentes de energía a la red. Disponer de una instalación de autoconsumo conectada a la red cuentan con muchas ventajas, como disponer siempre de suministro eléctrico, o las compensaciones simplificadas en término de energía.

Con este tipo de kit se puede ahorrar hasta un 80% en la factura de la luz, lo que supone un ahorro anual muy elevado. Esto significa que rentabilizar una instalación solar actualmente es muy fácil, sin añadir todas las ventajas y subvenciones autonómicas que actualmente se están lanzando con el objetivo de impulsar las energías renovables.

 

¿Cómo funciona una instalación de placas fotovoltaicas?

Las celdas fotovoltaicas de los paneles solares producen electricidad a través del espectro de luz visible del sol. El regulador de carga une los paneles solares con los elementos de consumo, además de proteger ante sobrecargas al sistema. El inversor de red convierte la corriente continua del sistema generada por los paneles en corriente alterna. Dicho de otra manera, transforma la corriente para alimentar los electrodomésticos u otros dispositivos que utilicen electricidad. En los casos en los que la instalación sea autónoma, dispondremos de baterías, encargadas de acumular la energía sobrante, para su reutilización en los momentos que no se disponga de luz solar.

Si deseamos realizar una instalación, es aconsejable acudir a expertos, que no solo nos faciliten un presupuesto, si no que nos puedan detallar un estudio solar con todas las características técnicas de la instalación, y especificar de manera precisa los datos de consumo y el coste total de la instalación, y de este modo poder calcular  el ahorro que supondrá disponer de una instalación de placas solares.

Abrir chat