La energía solar se está convirtiendo en una de las mejores alternativas para generar energía. Es una renovable eficiente y limpia, además de económica, si consideramos el porcentaje de beneficio que obtendremos con una instalación solar.

Es importante conocer de manera más precisa los tipos de instalaciones solares fotovoltáicas que existen, ya que de este modo escogeremos la opción que mejor se adapte a lo que realmente necesitamos, ¿conoces los tipos de instalaciones más generalizadas?

El Autoconsumo. Instalación con conexión a red.

Este tipo de instalación fotovoltaica se encuentra conectada a una red de eléctrica, y permite verter los excesos de electricidad que no se consumen a la red eléctrica. Con el mecanismo de compensación diferida o balance neto, es posible descontar la energía obtenida de la red, con los excesos de producción generados por el kit solar.

Una de las principales ventajas de los sistemas SFCR (sistemas fotovoltaicos conectados a la red), es lo fácil que es aprovechar la energía captada del sol, ya que simplemente deberemos instalar los paneles solares y un inversor.

Otra característica a tener en cuenta, es que la acumulación de energía, en este caso no sería imprescindible, ya que en los casos en los que no se genere energía, el sistema recurre a la red eléctrica, evitando en cualquier caso quedarse sin energía eléctrica.

La nueva normativa de Autoconsumo Fotovoltaico, que podremos ver en el Real Decreto 244/2019, en el cual encontramos la “compensación simplificada de los excedentes”, que será una compensación económica por los vatios vertidos, lo cual se verá reflejado en un descuento en la factura eléctrica.

 

Sin conexión a red. Aisladas.

Sistema de autoconsumo solar aislado, sin conexión a la red eléctrica. Este tipo de sistemas requieren baterías para el almacenamiento de la energía procedente le las placas solares, ya que sólo de este modo podrá utilizar esta energía en los periodos sin luz solar.

Para aprovechar realmente este tipo de instalaciones, se deberá hacer un minucioso estudio de rendimiento energético, donde se pueda definir una estrategia de consumo eléctrico, ubicación, coste, rentabilidad, etc. Este tipo de instalaciones son comunes en entornos rurales poco accesibles, donde es difícil acceder a la red eléctrica.

 

Sea cual sea la necesidad energética, Smart Spain apuesta por garantizar un futuro sostenible, con instalaciones de autoconsumo eléctrico modernas y eficientes, 100% verde, que ayudan a disminuir la emisión de gases fósiles. ¿Quieres aprovechar la energía fotovoltaica y el ahorro que supone en tu factura?, pues apuesta por las energías renovables.

Abrir chat