Las energías contaminantes es uno de los principales problemas que preocupan y afectan a la mayoría de la población y los gobiernos. Por eso, no es extraño encontrarse numerosas medidas en forma de ley o ayudas económicas que buscan impulsar la utilización de las energías no contaminantes en el día a día.

Cuáles son las energías contaminantes

Normalmente las energías más contaminantes son aquellas que están asociadas a problemáticas que podemos encontrar en el medioambiente, como puede ser la polución o la contaminación del aire.

La mayoría de este grupo pertenecen a todas aquellas englobadas dentro de las energías no renovables. En este sentido, se refieren al petróleo, energía nuclear, gas natural y carbón.

Cuáles son las energías no contaminantes

En la otra cara de la moneda, encontraríamos aquellas energías no contaminantes. Dentro de este grupo estarían la energía hidráulica, eólica, biomasa, geotermia y la solar, entre otras.

Precisamente esta última energía es una de las más importantes que podemos encontrar en la actualidad. Su funcionamiento es sencillo, a través de las placas solares se absorben los rayos de luz que desprende el sol para posteriormente transformarlos en electricidad.

¿Porqué las energías no renovables son contaminantes?

Uno de los principales motivos que hace que las energías no renovables sean contaminantes, es que no utilizan ningún recurso natural como fuente de energía para transformarlo y convertirlo en electricidad posteriormente como suelen todas las energías que forman parte de las renovables, también conocidas como limpias.  

En lugar de eso se sostienen con energías que producen efectos negativos a la calidad de vida de la ciudadanía. La mejor solución es decantarse por las energías no contaminantes, es decir, las renovables, ya no solo por los efectos que producen al medioambiente, sino que también fomentan un ahorro perceptible en la factura de la luz a corto plazo.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Te ayudamos
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?